¿Qué es la vida?

Sin duda es un cuerpo físico-biológico. Un cuerpo vivo. Un cuerpo que siente, con sensaciones. Pero al mismo tiempo una mente que percibe, una inteligencia que se da cuenta que existe y que se da cuenta que se da cuenta. Pero también somos un karma, pues no todas las vidas son iguales y no a todos les va igual en la vida. Y finalmente somos una conciencia, de ahí que el filósofo Descartes dijera: “pienso, luego existo”, aunque también podría haber dicho “siento, luego existo”, “estoy, luego existo”, “percibo, luego existo”, “sufro, luego existo”, “soy feliz, luego existo”.

Grandes Discípulos del Buddha: El Venerable Ananda

Entre los grandes bhikkhus de la comitiva del Buddha, el Venerable Ananda ocupaba una posición única en muchos aspectos. Según la tradición, Ananda, al igual que el Buddha, descendió a la Tierra desde el Paraíso de Tusita y nació el mismo día y en la misma casta que el Bienaventurado, la casta guerrera de la familia real de los sakyas. El padre de Ananda, Amitodana, era hermano del padre del Buddha, Suddhodana, y los dos primos crecieron juntos en la capital sakya de Kapilavatthu.